« : Abril 29, 2010, 06:16:11 »

MÉXICO, D.F., 27 abril 2010.- Uno de los grupos esperados como invitados especiales de España, Mago de Oz,  entró a escena tras mostrar en las pantallas imágenes sobre la devastación del planeta y una voz que se escuchaba así:

"Se calcula que las hormigas del planeta pesan lo mismo que la humanidad. Si desaparecieran, se produciría un fenómeno ligado a la extinción mucho más dramático que el meteorito que acabó con los dinosaurios. En cambio, si se extinguiera la especie humana, en términos ecológicos no pasaría absolutamente nada. Las personas no aportamos ya nada a los ecosistemas. Sólo gastamos, somos los más grandes consumidores y, sin embargo, nadie nos consume. ¿O si…?".

En esta pequeña introducción no faltó el que gritara: “¿a quién le importan las hormigas?” o “¿y a mi qué?”; en cada ocasión se escuchó también una respuesta de otra voz que variaba de la orden "¡cállate! o a la exigencia de “¡pon atención güey!”.
 
El grupo de hard rock tocó por poco más de una hora. Su discurso tan apreciado por la extrema majestuosidad de sus letras fue coreado una y otra vez. Desde el llamado a la libertad de los derechos sexuales en canciones como “El que quiera entender que entienda”, el repudio a una demandante teología hipócrita con “Fiesta Pagana”, la inspiracional “Hasta que el cuerpo aguante” y claro, el ya himno de la sensibilidad medioambiental :“La costa del silencio”, coreada al punto de la catarsis desde su inició con “El mar escupía un lamento tenue que nadie lo oyó, era un dolor tan adentro que toda una costa murió…”, pasando por  “Llora lamentos una nube que enfermó y escribe espantos en la arena el dolor. Arrulla el miedo a un delfín que bebió de una agua negra, su suerte emigro” , el “… y una gaviota cuentan que decidió en acto suicida inmolarse en el sol. Ríe desprecios un barco que encalló y se desangra en su lecho la mar”, hasta el coro “Ven quiero oír tu voz, y si aun nos queda amor, impidamos que esto muera. ¡Ven!, pues en tu interior está la solución de salvar lo bello que queda” y finalmente su decreto:  “Mientras te quede aliento. Ve a buscar con el viento. Ayuda pues apenas queda tiempo…”
 
Así Mago de Oz se presentó en el Vive Latino ante miles de personas, muestra de que en tiempos de guerra la trinchera del rock sigue siendo el nicho de la protesta y la propuesta.
 
Con vitores cerró esta presentación, como parte del inicio de gira de Gaia III: Atlantia, décimo álbum de estudio, lanzado el pasado 6 de abril en distintos países de Europa y América; excepto en México, donde se puso a la venta el 19 de abril.
 
Ahora, sólo nos resta esperar su regreso para toda una gira por el interior de la República Mexicana, pues en esta ocasión sólo en el Distrito Federal con el Vive Latino y en la Ciudad de Monterrey se pudo ver a la banda española de culto.

Por Laura Viadas