“Yo hago lo mío y tu haces lo tuyo.

No estoy en este mundo para satisfacer tus expectativas.

Y tu no estás en este mundo para satisfacer las mías.

Tu eres tú y yo soy yo.

Si por alguna casualidad nos encontramos será maravilloso.

Si no, no hay nada que hacer.”