ENGAÑANDO AL OLVIDO

(HEAVEN)

Utilizar el sexo para consolar los dolores del corazón, es dar besos vacíos y es como abrazar una nube. A menudo un amor perdido nos deja tal amargura, que intentamos llenarla entre las piernas de la inmediatez y entre las sábanas de lo anónimo. El ayer se cura con el hoy y no engañando al olvido con suspiros de placer…

LO QUE QUIERO ERES TÚ
(All I want is you)

Mi primer amor fue la música. Ella me enseñó que todas las cosas en la vida tienen un ritmo, un tiempo y una melodía, que si cierras los ojos, ella te consuela y te transporta allá donde nada duele y todo queda. Una vez, una mujer me dio a elegir entre ella y la música… esto fue lo que le contesté.

TUS LÁGRIMAS NO BESAN

(High enough)

Hay días en los que parece que la vida está rodada en blanco y negro, que la tristeza ha envuelto con su gruesa capa, todo lo bello que te rodea. No hagas de tu cama una fortaleza, sal y enfréntate a la depresión, en eso consiste la vida… ¡en luchar!

EL PRECIO
(The price)

Todos y cada uno de nosotros, tenemos en nuestro interior un demonio que nos hace dudar y que se enreda en el alma, no dejándonos que veamos con claridad cual es el camino a seguir… Esta es la historia de alguien que lucha contra sus demonios: la adicción. ¿Cuáles son los tuyos?

EL PESO DEL ALMA

(Glory to the brave)

Diversos estudios científicos, afirman que el cuerpo humano en el momento de la muerte, sufre una pérdida de peso de unos 21 gramos. No faltan teorías, más o menos, románticas que apuntan a que eso es precisamente el alma y ese, su peso. Esta es la historia de una mujer, que como tantas sufren malos tratos. La última agresión le provoca un coma y antes de morir, la voz de la vida y de la muerte, le consuela. ¡Ninguna mujer tiene dueño! Quiero dedicar esta canción a la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (ADAVASYMT). ¡Os quiero!

SIEMPRE ESTÁS ALLÍ

Barón Rojo, la mejor banda que ha dado este país y una de las mejores letras escritas para ti, para vosotros, para los que hacéis que un concierto sea como hacer el amor entre acordes, sudor y luz.

AQUÍ ESTOY

(Stone cold)

Cuando el amor se va dando un portazo, el ruido que genera se va transformando lentamente en silencio, en olvido y cuando quieres reaccionar, ha pasado tanto tiempo que esa puerta ya nunca se abrirá, no quedando más remedio que hacer el amor con sus recuerdos y pedir perdón.

EL DIOS DE LA GUERRA

(When I’m gone)

A veces el amor tiene muy mal gusto, y la prepotencia y la política se enamoran del dolor y la muerte. La guerra de Irak no es sino la excusa perfecta para satanizar todo lo referente al Islam -que no es ni mejor ni peor que el cristianismo o el judaísmo-. Ya lo dije en una ocasión: “Luchar por la paz es como follar por la virginidad”. ¡No a la guerra!

EN TU ESTRELLA

(Always somewhere)

El amor es lo que queda cuando se acaba la pasión, y el amor es calma, es sosiego. El amor no pide, da, y cuando todas las críticas se vierten sobre uno, el amor no juzga, ¡apoya!

EL MAR DE LA TRANQUILIDAD

(Alone again)

El sexo es el amor entre dos cuerpos, es un “te quiero” que el instinto le susurra en el oído al deseo. El sexo no tiene normas, ni barreras. Buscar el placer en la ambigüedad es una opción tan lícita como degustar diferentes tipos de comida. El sexo no es amor, pero se puede amar al sexo.

EN LAS OLAS DE TU CINTURA
(Love conquers all)

El mar, al igual que la mujer, es fuente de vida y encierra en lo más profundo de su interior, los más bellos secretos. El mar, al igual que la mujer, es un misterio, es deseo… y, como la brisa del mar, embriaga todos tus sentidos; la mujer te hechiza de tal forma, que desearías morir en las olas de su cintura y ahogarte en el agua de sus besos.

LA BELLEZA ESTÁ EN TU INTERIOR

(To be with you)

En muchas culturas indígenas se tenía la creencia que al mirarse alguien en un espejo, el alma quedaría atrapada. Hoy en día, ocurre lo mismo si sólo ves la forma y no el fondo.

PREGÚNTALE A DIOS

(Soldier of fortune)

No hay nada más amargo que la muerte de un hermano, y los recuerdos de juegos cómplices y de sueños por cumplir duelen tanto… ¡Sé que le echas de menos! ¡Te quiero cabezón !

DONDE EL CORAZÓN TE LLEVE

Hace un año, en una de mis visitas a ASPAYM (Asociación de Parapléjicos y grandes Minusválidos), les prometí hacerles una canción, una especie de Himno, para que fuera la banda sonora de su lucha y superación. Cuando estaba componiendo la música, pensé que esta debía emanar esperanza y el estribillo subir el espíritu a lo más alto. La letra nació del día a día, pues si alguien me ha enseñado en este último año a pelear y superarme, y siempre ha estado ahí para recoger los pedazos de mis fracasos, ha sido él. Por eso le demuestro toda mi gratitud de la mejor forma que sé… haciéndole una canción. Emilio Ortiz, esta canción es para ti, porque te quiero, porque te necesito. Siempre estaré a tu lado y en estos difíciles momentos, no tengas miedo. Ve hacia el amor, ve hacia donde el corazón te lleve…